Orígenes de Tossa de Mar – Historia de una villa medieval

220px-paradolmen_den_garcia

La presencia humana en Tossa de Mar se remonta a la época prehistórica. Sus restos son aún visibles y es posible realizar una ruta megalítica en el Massís de Cadiretes y visitar los dólmenes y menhires datados entre el 2500 aC y el 1800aC.

También se hallaron restos arqueológicos Iberos (monedas y cerámicas) que sugieren que 1000 años aC ya se utilizaba Tossa como puerto.mosaic_vil%c2%b7la_romana
Más tarde fue poblada por romanos y se le dio el nombre de Turissa, sobre el año 100 dC. Los restos romanos de la Villa dels Ametllers se pueden visitar a día de hoy. En la excavación se encontró un mosaico de finales del siglo IV con el nombre del dueño de la villa (Vitalis) y la inscripción de Turissa, que probablemente provenía de los Iberos. En esta época se producía vino y aceite de oliva. Se pueden ver restos de estos períodos en el Museo Municipal de Tossa de Mar.

Más tarde llegaron las invasiones árabes del S.VIII (Turissa cambió el nombre a Tursa)  y después, con el feudalismo, sobre un montículo de la bahía, se edificaron las murallas medievales, que a día de hoy son el icono de Tossa y que han sido declaradas monumento nacional. En su interior se encuentra la Vila Vella y en el exterior, el antiguo barrio de pescadores de Sa Roqueta.

arudsch-barbarossa-tambien-conocido-como-baba-aruj-o-barbarroja

Arudsch-barbarossa (Barbarroja)

La muralla de la Vila Vella data del siglo XII al XIV, y fue imprescindible para la defensa de Tossa frente a las invasiones piratas. Disponían de dos baterías y cuatro cañones para la defensa. Además de defender la bahía, mediante las torres de vigilancia, (como la Torre dels Moros) podían anunciar la llegada de invasores y evacuar a la población tierra adentro con suficiente antelación para salvar sus vidas.

Como muchas poblaciones de la costa, sufrieron el ataque de piratas turcos y berberiscos, (de la Costa Berberisca al norte de África) también llamados corsarios otomanos, en definitiva musulmanes. Esto se refleja aún en los nombres de algunos lugares: Cala Morisca, Torre dels Moros…  

A partir de finales del S.XVI los ataques piratas se redujeron y la población se instaló fuera de las murallas (barrio de Sa Roqueta). En los siglos XVII y XVIII hubo un crecimiento demográfico en Tossa que pasó de 80-90 casas a 500.

esglesia-sant-vicencEn el S.XVIII se construyó en los extramuros la nueva iglesia parroquial de estilo neoclásico, pero aún se pueden ver los restos de la antigua iglesia de Sant Vicenç de estilo gótico, edificada durante el siglo XV en el interior de la Vila Vella.

Fue durante los siglos XVI y XVII cuando Tossa tuvo su mayor desarrollo marítimo, contando con una importante flota de pesca y embarcaciones de cabotaje que se dedicaban al comercio de productos de mar y montaña (salazón, leña, carbón, corcho, carne salada…) Y en el S.XVIII hubo barcos de familias de Tossa que se dedicaron al comercio con América. De ese periodo quedan dos buenos ejemplos. Uno de éxito es Can Sans o Can Moré, que se edificó gracias a la fortuna que logró Joan Sans con el comercio del corcho en Colombia y que en 1958 se convirtió en el Hotel Diana. El otro caso sería el Xalet d’en Bram, que es un mirador construido por Abraham Canals i Colomer tras volver de las américas con los bolsillos vacíos y desde donde podía contemplar los barcos que salían hacia Barcelona para luego hacer las américas.

far-de-tossa

Centre d’Interpretació dels Fars de la Mediterrània

En el S.XIX la torre principal en lo alto del montículo fue convertida en molino y actualmente en su lugar se encuentra el faro de Tossa, a unos 70 metros de altura respecto al mar (Centre d’interpretació dels fars de la Mediterrània)

En 1931 la Vila Vella se declaró monumento nacional y se inició la restauración. Hoy día es el único ejemplo de población medieval fortificada que existe en la costa catalana.

A partir del S.XIX empezó a decaer la actividad marítima mientras crecía la industria del corcho (la producción de tapones se mantuvo hasta principios del S.XX)

El inicio del turismo de Barcelona y la acogida de artistas e intelectuales se detuvo por la guerra civil y la segunda guerra mundial y fue en 1950 con la filmación de “Pandora y el holandés errante” protagonizada por Ava Gardner, cuando Tossa disfruto de la mayor promoción turística de toda su historia, dando paso a la industria turística que se ha mantenido hasta la actualidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s